Welcome a Casa de Tia Chucha’s

Welcome a tu casa!

This is where you’ll read about events and workshops and other wonderful things happening in Sylmar, Pacoima, San Fernando and surrounding areas where Tia Chucha’s Centro Cultural has and continues to touch lives.

Why No Se Habla Español?

Hola! Welcome to the No Se Habla Español anthology website created especially with you in mind. How do I begin? I guess I should start with the concept behind No Se Habla Español, that’s a good way to start…
So the idea came about after thinking of writing prompts to help me begin writing up my next piece. I wasn’t sure why I started thinking of the statement: “No se habla Español” and why it resonated with me, I must have read or heard it before and, for some reason, I began writing all these different stories with that prompt in mind. I was quite surprised that several stories and pieces started to develop and pretty soon I had three stories written down while others started to formulate in my head.
Then I thought: why not expand this writing prompt to my literary community of the San Fernando Valley, Los Angeles and beyond? I saw the potential that that prompt can generate, how many stories can be told from a real experience or based on real events. So many people have so many stories to tell.
And so that’s how this collaboration started with the help of activist, poet and writer Michael Ray De Los Angeles as well as poet, writer, theater actor Alejandro Molina in developing an anthology that speaks about our Hispano community, our struggles, our obstacles as well as our triumphs, our successes and our powerful stories of how we overcome this stigma that we are not allowed to express our cultura and native tongue that is so rich and complex, ever growing and ever changing.
Let your voices be heard, loud and clear! Here we are allowed to speak out however we want to, whether it’s English, Spanish or Spanglish… As long as we are heard!
Deadline is December 6th 2014!

For more info and submission please visit: https://aquihablamos.wordpress.com

Santa Cruz el Trabajo

Por la señal de la Santa Cruz, mantén a mis amigos cerca y de nuestros enemigos líbrame, Dios mío Dios…

Santa Teresa, ya me entró una pereza
Santo Toribio, un alivio de este martirio!
Santa Rosa, quien dijo que la vida sería color rosa?
San Marcos, librame de tantos recados
Santa Marta, este trabajo me mata!
San Juan, hasta cuando tanto afán?
Santa Inés, esta rutina no tiene sentido, ni al derecho ni al reves
San José, estos sueños a la cama llevaré

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo. Amén.

©2014 VS!

Mi Viejo

“Es un buen tipo mi viejo, que anda solo y esperando
Tiene la tristeza larga
Sin compás no comparse”
Piero

Hoy fue un Día del Padre muy especial. Francamente no pensé que la iba a pasar bien con mi padre ya que estaba en uno de esos ánimos en la que no quería conversar y me preguntaba de que me pasaría las próximas horas hablando con mi viejo. Por lo que se trata de mi padre, él es un parlanchín, le das cuerda y no para de hablar, hay veces que quiero intervenir pero casi siempre no tengo nada en común de que conversar con él. Mi padre aún es un extraño para mí.

Nos detuvimos en una barra donde íbamos a ver el partido de Argentina contra Bosnia directo desde Río de Janeiro, Brasil. Lo que es a mi el fútbol me va y me viene pero a mi padre es solemne, se puede pasar horas hablando de Messi, Maradona, Pelé, de cada jugador que se le atraviesa por la mente. Esta vez era todo acerca de Messi. Tampoco soy de tomar cerveza pero últimamente se me ha entrado la curiosidad y estoy empezando a hallarle el gusto así es que ordenamos unas chelas Heineken y admiramos el partido de principio al fin.

Observaba como mi papá entablaba una conversación y esperaba mi reacción, ahora me doy cuenta que tanto él como yo tratamos siempre de entablar algún tema de conversación en común, algo que tengamos que compartir. Yo tengo mucho guardado desde mucho tiempo pero nunca he tenido la oportunidad de hacerlo. Mi padre es un hombre que no ha cambiado mucho desde que tengo uso de razón.

Mi padre es un hombre deportista, le encanta el fútbol, bicicleta, natación, maratón y siempre me ha inculcado el deporte. Aunque no he seguido su consejo de darle más al deporte al pie de la letra siempre que se me da por caminar (debería correr pero por lo menos camino!) y recuerdo como él me hacia correr por toda la herradura (un balneario cerca de mi casa cuando vivía en Lima, Perú) y habían veces que lo maldecía por torturarme de esa manera. Ahora sé lo que estaba haciendo, estaba inculcando su amor al deporte, su única pasión donde él podría enseñarme. Recuerdo que corría maratones, corría olas con su tabla Hawaiiana, me enseñaba a respirar mientras trotábamos, me enseñó a nadar, a explorar el mundo a mi alrededor. Él aún me sigue enseñando lo poco que sabe, lo poco que él mismo aprendió, siempre me sigue inculcando su amor al deporte, al bienestar, a ser más espiritual.

Hubo un momento mientras caminábamos el muelle de Santa Mónica en la cual tuvimos una conexión y me relató como se recordaba cuando tomó una foto conmigo en ese mismo lugar hace 41 años atrás y sentí que estábamos bajo el mismo sol, bajo el mismo lugar, sobre la misma playa en donde él y yo éramos padre e hijo, cuando éramos felices de conocernos, cuando todavía él era mi ídolo, cuando el era mi padre. Fue un instante que realmente lo vi con otros ojos, no sé si hayan sido las chelitas, o la conversación del Universo y de Dios y de la muerte y de la vida que tuvimos, una de esas conversaciones profundas que siempre quise tener con él.

Y admiramos a la montaña rusa, los carritos chocones, el botecito, los tiro al blanco, y todos los juegos del parque de diversiones que él siempre me quiso llevar. Nos detuvimos en un juego donde un padre llevaba a su niño y le tomaba vídeos y fotos. Yo sentí que mi papá quería ponerme en ese juego, hubiese querido retroceder 40 años y volver a ser ese padre que soñó con ser pero no logró. Sentí su frustración, su dolor, su pena.

Ahora que escribo estas líneas me doy cuenta que las memorias que tengo de mi padre son las más negativas, nunca recuerdo los buenos momentos que alguna vez tuvimos. Pero nunca es tarde para volver a ser padre e hijo. Nunca es tarde para crear nuevas memorias con mi viejo. Nunca es tarde para decirle cuanto lo quiero y cuanto aún lo admiro por ser aventurero, jovial, alegre, lleno de vida, optimista, atlético, humilde, un hombre de mucha fé, espiritual. Raro que nunca me puse a enumerar sus virtudes, sólo sus defectos como mi mamá siempre hizo y sigue haciéndolo. Mi padre tiene muchas virtudes. Mi padre aún es mi padre y puede enseñarme a superarme, puedo apoyarme en él, puedo confiar en él. Ya no soy un niño inocente y eso fue la lección más grande que él me pudo dar: no confiar en nadie.

Hubieron ocasiones en la cual le confié con mis juguetes, le confié con mi dinero, le confié y siempre me traicionaba. Dejaba de venir a la casa ya que se estaría drogando con quien sabe que y donde. Vendería mis juguetes, mis patines, mi bicicleta, mi radio… Y aún así le confiaba nuevamente. Esta lección fue y sigue siendo una de las más duras lecciones que me dió la vida y quizás es por eso que no confío en nadie. Quizás es por eso que no soy 100% feliz al verlo. Hay veces que no quiero ver a mi padre ni en pintura por todo el dolor que me ocasionó cuando era un niño. Un niño que confiaba en él completamente porque era mi padre. A quien más le podía yo confiar?

El Universo siempre tiene un propósito y yo sé cual es el mío al igual que tiene un propósito para él también. Desde hoy estoy viendo a mi padre como un ser humano común y corriente, un ser humano con defectos y virtudes como yo. Él no es un superhéroe y nunca lo fué, ese fué error mío de idolatrar a un hombre con una adicción, idolatrar a un hombre que mentía siempre y en toda ocasión, un hombre con tantas ideas que no cumplía (al igual que yo), un hombre que nunca mantuvo a su familia y abandonó a su mujer a su suerte, un hombre que no supo ser padre hasta que fue muy tarde.

Esta es su última oportunidad de demostrar que ha cambiado. Ya no le queda mucho más por vivir y es hoy que me di cuenta de que él lo sabe. Los años no han pasado en vano y ahora se dá cuenta de lo que perdió por su maldito vicio. Ahora sabe que tiene un hijo que, a pesar de todo, ha sobresalido sin su ayuda. Ahora sabe valorar su trabajo, ahorrar su dinero, ser responsable, planear su futuro. Sabe que aún puede ser mi amigo y que algún día entenderá que yo siempre lo quise y lo quiero como lo hice de niño y lo haré siempre. Nunca lo dejé de amar y quizás es ahora que mi amor por mi padre es más profundo que nunca antes. Ahora que encontré que tenemos mucho en común.

20140615-203803-74283873.jpg

Noches de Poesía y Más Poesía

Last week was off the hook, let the magic continue tonight with Noches de Canto y Poesía, amazing talent en Español… and beyond!

Noches De Canto Y Poesia

image

Fotografía cortesía de Rah Azul

Recuerden la magia y la energía que se sintió en cada rincón de Tía Chucha’s cuando ambas fuerzas de Noches de Canto y Poesía y Open Mic se unieron (eso ocurre cada quinto Viernes del mes). El siempre carismático Alejandro Molina será nuevamente el anfitrión de Noches de Canto y Poesía, esperamos que vengan a apoyar a los poetas, músicos y artistas que se reúnen para compartir sus talentos. Hoy se presentará la antología de poesías “Migración del Canto” con poeta invitada Antonieta Villamil. Los esperamos a las 8!

View original post

No Soy Yo Quien Escribe 2

No soy yo quien escribe
Escucho el eco de sus voces
Susurran al oído
Y yo callo

Escucho a lo lejos
como aúllan los perros
Como cantan los ruiseñores
Como también canta mi amor
a lo lejos me susurra al oído

Quien dicta estas palabras?
Sólo sé que gritan
Las voces me abruman
Me desesperan.

Ya, déjenme ser!
escucharles a todos quisiera
tengo que vivir mi vida
No la suya…

Sé que somos todos uno
que hay vida después de la muerte
que no estoy sólo
Aunque desolado me siento

Sé que puedo gritar en silencio
Sé que debo mis pensamientos escribir
Antes que el viento de los lleve en una nube para nunca más volver.

Yo sé
Lo sé

Sepan que no estoy loco
Sepan que no soy el último poeta
Sepan que las voces siempre estuvieron ahí
No las puedo callar
Ni las quiero callar

Sólo
Quiero estar sólo…
Pero no me dejen!

©2014 Víctor Sotomayor

Somos Gladiadores

Somos gladiadores
fuertes, luchadores
peleamos día a día
De sol a sol sin tregua,
enfrentamos a leones y tigres de bengala
con redes de metal, escudos y espadas de hierro.
Hierro que templa los nervios.

El calor emana de la arena
sudor nubla la vista
Pero tenemos las manos ocupadas
Con herramientas de guerra,
Con escudo y espada,
Con papel y pluma
Con lienzo y pincel.

Los fantasmas de antepasados
Nos acompañan,
Y hay un Dios que nos protege de la inminente muerte que nos depara en el gran coliseo
La muerte acecha detrás de cada reja,
Esperando ansiosa a los gladiadores y a los pobres Cristianos.

Heridas corporales
No duelen tanto
Como las heridas en los corazones,
Aquel día que nos quitaron la libertad y abandonamos nuestros hogares, nuestras mujeres y niños
Y nos encadenamos,
Nos incomunicaron.
No hay más grande dolor
Que aquellas heridas
Las llevamos en un solo corazón
Late y sangra a la vez
Late y sangra…

Gritan nuestros nombres la multitud
Dicen ellos alentar pero más que todo se burlan, quieren vernos caer,
ver nuestras cabezas ensangrentadas bajo los colmillos del león,
No les daremos esa satisfacción.

Recordatorios de los gladiadores que dieron su vida en la lucha:
Cascos con cabezas decapitadas en la cruel arena del coliseo,
Torsos ensangrentados, brazos con puños desmembrado que nunca soltaron la espada,
El arma es lo último que el gladiador suelta.

Verbo nuestra arma
Diptongos y sustantivos
Versos llenos de ira
Distintas palabras
Mismo mensaje…
Estrofas combaten
con prosa y poesía

Por los expatriados
Por los inocentes
Por los niños que serán gladiadores
Por aquellos que no tienen voz
Luchamos los gladiadores

Somos soñadores!
Somos amantes!
Somos poetas!
Sobretodo
Somos gladiadores!

©2014 Víctor Sotomayor

For Maya Angelou
For John Lennon

Maquillaje de Payaso

Mi actuación llegó a su fin. Este payaso colgará su vestuario en un maletín, juntó con sus títeres, su narizota roja y un cepillín. Hasta cuándo me dirán que soy de Medellín?
Mi oficio es hacer a la gente reír. Sacándole músculo a sus quijadas. Se reirán de mí o de ellos mismos? Yo sólo les pongo un espejo y se doblan a carcajadas.
Ahí también está el Maestro de Ceremonias, el mero mero del circo ambulante. Es un tirano el mendigo pero todos le tienen miedo al atorrante. Se cree mucho con su sombrero de felpa y su vestimenta roja, cada día lo veo en su uniforme impecable. Todos siempre mugrosos pero él siempre adelante… Algún día seré yo el Maestro, algún día…
Maquillaje cubre mis arrugas, mis defectos y dibuja mi sonrisa. Cada día cambio de colores, a veces llevo las mejillas rojas, otras veces color verde ceniza. Luego me pongo la peluca que me hace ver calvo, aunque tengo un cabello ondulado y envidiable. Las contorsionistas se doblan por tocar mi pelo, pero a esas rucas ni les hago caso. Sólo hay una mujer que tiene mi corazón y su nombre es Dolores.
Ay, que dolor me das, Dolores!!! Si supieras cuanto te deseo! Ay, que dolor me dá ver a Dolores que me ignore por ese manganzón de Igor, el hombre más fuerte del circo. Si supieras que esas 200 libras de músculo y fibra yace un adolescente que no sabe no quien es, siempre lo veo viéndose al espejo pero no vé su reflejo, más bien él vé a un escuálido y debilucho, pobre manganzón! Ay, dolor de mis dolores, ya les dije que se llama Dolores?

© 2014 Víctor Sotomayor